0

Ventajas de la agenda escolar para los niños

Vivimos en una época en la que la mayor parte de nuestras tareas diarias se basan o necesitan de un smartphone, una tablet o un ordenador. Y los niños han adoptado también los hábitos de sus padres y las prácticas que ven en casa.

Los niños, desde los más pequeños, están acostumbrados a leer en pantalla y a buscar toda la información que necesitan en cualquiera de los dispositivos electrónicos ya citados. El smartphone o la tablet son la base, en muchos casos, de su entretenimiento y a veces de su educación.

Por supuesto esto no es negativo, ya que los aparatos electrónicos les ofrecen muchas posibilidades de desarrollar su creatividad y aumentar sus conocimientos. Pero nuestro consejo es que los niños mantengan siempre contacto con los libros y se acostumbren a hacer anotaciones y planificar sus tareas con una agenda escolar.

Las agendas 2015 no son sólo necesarias para los adultos, sino que su uso es muy productivo y muy aconsejable para niños en edad escolar, principalmente por las siguientes razones:

Les ayuda a comprometerse y a cumplir tareas. El hecho de tener una agenda y obligarles a que anoten al menos los deberes que les mandan los profesores, hace que los niños adquieran un compromiso, no sólo de anotar, sino también de hacer.

Les ayuda a ser más responsables. La agenda escolar es una agenda personal que deben llevar todos los días del colegio a casa y de casa al colegio. El simple hecho de tener que transportarla sin que se pierda ni se deteriore, hace que el niño desarrolle su responsabilidad.

Es un medio de comunicación de entre padres y profesores. La agenda es un instrumento sencillo y barato que la familia del alumno y sus padres puedan estar en constante comunicación sin necesidad de verse a menudo. En ella, tanto una parte como la otra, pueden dejar mensajes referentes al desarrollo escolar del niño o posibles incidencias, comentarios y consultas.

Les ayuda a organizarse. La razón de ser principal de las agendas es la planificación. Por eso los niños que adquieren el hábito de utilizarlas organizan su tiempo de estudio, sus tareas y también su tiempo libre mucho mejor.

Les ayuda a ser más productivos. Uno de los primeros consejos que te dan cuando quieres aumentar tu productividad es eliminar “cosas que tengo que hacer” de tu cabeza y anotarlas en una agenda. Al escribirlas, las eliminas de tu memoria y ganas espacio para cosas que realmente necesiten recordar. Pues bien, si los niños se acostumbran desde pequeños a anotar las tareas que tienen que hacer, tendrán una gran parte del camino recorrido.

Maria Garcia