0

Trucos para ahorrar en la celebración de una boda

MARCA UN PRESUPUESTO

La primera idea que debes tener clara en tu mente es priorizar. Está claro que toda chica sueña con su boda y seguramente habrá cosas que no podrán faltar, así que debes tomarte el tiempo suficiente para anotar en una lista aquellos detalles que consideres imprescindible. De esa forma, podrás invertir sabiamente en el presupuesto para tu boda y ahorrar en las cosas que no sean de gran importancia.

Piensa en el dinero que puedas destinar a organizar tu boda ya que si quieres disfrutar del evento antes y después no debes gastarte más dinero del que dispones. Hay que pensar que las bodas cuestan mucho esfuerzo y tiempo de preparación pero todo pasa en unas cuantas horas.

CONTROLA TUS IMPULSOS

No te dejes llevar por las emociones del momento, esto solo te va a llevar a gastar más de lo necesario. Una vez sepas el presupuesto que tienes, debes pensar en como quieres que sea tu evento y adaptarlo a tu presupuesto. Hay millones de ideas que con un poco de imaginación puedes conseguir a un precio menor y además de ahorrar dinero, obtienes esa satisfacción personal por el esfuerzo hecho.

IDEAS PARA AHORRAR DINERO

A continuación te dejamos algunas ideas que pueden ayudarte a ahorrar dinero y hacer de tu boda, el evento más especial.

 

  1. Invitaciones 

La sencillez acompaña a la elegancia. Puedes elaborar unas sencillas invitaciones usando papel de pintar paredes para hacer los sobres, cartulina, un lazo de raso y pegamento. También puedes ahorrar diseñando tu misma las invitaciones con el ordenador e imprimirlas en un bonito papel. ¿Resultado? ¡Una bella y estupenda invitación!

  1. Hazlo tú misma

Puedes crear tus propios centros de flores y ahorrarte el florista. Solo tendrás que encargar las flores a la floristería y realizar los arreglos el día antes de la boda.

Si te casas en fechas en las que hace calor, puedes ofrecer abanicos que hayas creado tú misma con cartulina y depresores linguales (palitos que usan los médicos).

  1. Belleza

Sabemos que una novia debe estar espectacular el día de su boda, pero eso tiene que estar relacionado con gastarse una fortuna en tratamientos de belleza. Existen muchísimos blogs con cantidad de información y pasos para aprender a maquillarte y aplicarte tratamientos de belleza en casa de lo más económicos

  1. Los regalos y detalles

La gran mayoría de las veces los detalles que se reparten en las bodas terminan en el fondo de algún cajón o en la basura. Piensa en la edad de tus invitados e intenta buscar artículos que puedan tener alguna utilidad.

Puedes pensar en montar tus propios regalos, tan solo necesitas papel celofán, cinta de regalo par atarlo y una cartulina recortada al estilo de una tarjetita con vuestras iniciales, o lo que se os pueda ocurrir. También puedes solicitar productos caseros, de esta forma los invitados no solo volverán a casa con un buen recuerdo, sino con algo útil y delicioso.

Además, durante el banquete puedes repartir puritos de chocolate en lugar de puros habaneros. Una forma muy dulce de tener un detalle especial con tus invitados sin incitarles a fumar. Puedes encontrar estas delicias en una tienda de chuches online.

  1. Los trajes

Los trajes de novia y novio son muy caros. Aún sabiendo que solo te los vas a poner un día ¿cuánto dinero estás dispuesto a gastarte? Una buena opción es comprar tu vestido de novia en una tienda de segunda mano. Si te hace ilusión comprártelo nuevo, piensa que después siempre puedes revenderlo.

Para el traje del novio puedes comprar cualquier traje normal que sepas que va a poder llevar otro día, o en otra boda. Siempre puedes pensar en la alternativa de alquilarlo.

  1. Accesorios

En internet puedes encontrar muchas páginas Web donde encontrar gran variedad de complementos para decorar tu evento: cestas de mimbre, alfileres de novia…

A su vez, puedes encontrar muchos materiales con los que hacer tú misma los detalles de decoración de tu gran celebración.

  1. Sé tu propio DJ

Nadie mejor que tú conoce qué música os gusta más a ti y a tu pareja. Puedes ser tu propio pincha discos y no te arriesgas a que un pésimo DJ te arruine la boda.

Descarga toda la música que te guste y pide la colaboración de un amigo para que de paso a los discursos, los cambios musicales, los videos… Seguramente tendrás que alquilar una mesa de mezclas y un equipo, pero este gasto va a ser mucho más económico que contratar además de ello, un DJ.

  1. Haz que todo el mundo sea tu fotógrafo

Sabemos que los fotógrafos suelen ser muy caros, entonces ¿por qué no elijes un fotógrafo profesional solo para el enlace y los momentos más importantes?

Para el banquete y durante la fiesta posterior puedes ahorrártelo poniendo cameras desechables en cada mesa y pidiendo a los invitados que usen sus propias cameras de sus móviles y compartir sus fotos en un álbum online.

  1. Di adiós a la tarta nupcial

Es cierto que el momento de la tarta es importante, pero también hay que tener en cuenta que cuestan mucho más de lo que realmente valen. Tener una tarta pequeña para hacer “el corte” y después una buena barra de postres individuales te puede ayudar a ahorrar muchos gastos.

En definitiva, cuenta con el presupuesto que tengas y organízate bien. Con un poco de imaginación y un pelín de tiempo puedes organizar la boda de tus sueños sin gastarte una fortuna.

 

jordi688