0

¿Cuáles son las ventajas de constituir sociedades anónimas?

En la actualidad cada vez son más quienes deciden emprender y materializar sus ideas para lograr el desarrollo de negocios, pues hay diversas condiciones que lo permiten y aunque represente un trabajo arduo, siempre es posible de lograr.

Socios 2

Pero antes de crear una compañía es necesario manejar cierta información, pues es relevante y necesaria para poder dar los primeros pasos y al mismo tiempo, definir el camino que seguirá la empresa de allí en adelante, ejemplo de dicha información son los tipos de sociedades. Existen varios tipos y es vital conocerlos para elegir el que mejor se adapte al tipo de emprendimiento que se quiera iniciar, uno de los más resaltantes es la sociedad anónima.

Ahora bien, las sociedades anónimas son un tipo de sociedad comercial, el cual consiste en la distribución del capital social en acciones, las cuales se pueden traspasar entre todos los socios. Asimismo, es un modelo mercantil bastante rentable y durante un gran tiempo, ha sido la opción más común en cuanto a las medianas y grandes empresas.

Esto se debe a que es necesario tener un importante capital para comenzar. Pero también ha sido el tipo de sociedad favorito de estos grupos, debido a su excelente conjunto de beneficios. A continuación, las ventajas de constituir sociedades anónimas:

● En esta sociedad la responsabilidad de cada uno de los socios que la conforman es completamente limitada, es decir se ajusta al capital aportado. Esto permite que haya independencia entre el patrimonio social y el patrimonio personal, esto se refiere a que los socios no están en la obligación de utilizar sus bienes para pagar las deudas producto de las operaciones de la sociedad y lo que tiene que ver con la producción o aumento de su capital.

● En las sociedades anónimas que son abiertas, los socios de la empresa pueden vender sus acciones a otros inversionistas sin ningún tipo de problema, así que este tipo de sociedad también permite la entrada de nuevos socios.

● Resaltan los beneficios en lo que respecta al impuesto sobre las transmisiones patrimoniales, así como en el impuesto sobre los actos jurídicos documentados.

● Los socios fundadores pueden iniciar la empresa con el 50% del capital social, aunque está estipulado que alcancen el 100% en un tiempo menor a los 2 años.

● Los socios pueden ser tanto del país como en el extranjero, así que el lugar de residencia no representa ningún de limitación al respecto.

En este sentido, elegir una sociedad anónima resulta favorable desde diferentes puntos de vista, hay quienes consideran clave poder separar sus bienes anteriores a la materialización de su negocio y este tipo de sociedad se lo permite de forma excelente.

Igualmente, el hecho de poder comenzar con tan solo la mitad del capital resulta bastante atractivo para muchos, así como poder ser socio sin importar el lugar del planeta en que se encuentre.
Por supuesto que los beneficios en cuanto a los impuestos también representan una maravillosa opción. En resumen, las ventajas de constituir sociedades anónimas son bastante importantes y convenientes para muchos.

Info aqui

dario