0

Energías renovables y su importancia

Las energías renovables son todas aquellas que como su nombre lo indica, puedan renovarse. ¿De qué manera? Dicha energía se obtiene de fuentes naturales como el sol, el mar, la tierra, las plantas y el viento. A diferencia de otros tipos de energía los que no son renovables como, por ejemplo; los combustibles fósiles, el carbón y el petróleo.

Las energías renovables (ver noticias) son importantes para la elaboración de energía eléctrica y térmica. Son necesarias para suministrar a todo un país y que los habitantes puedan disfrutar de todos los beneficios que este les ofrece. Es de allí que pueden utilizar sus electrodomésticos, tener luz en bombillas, aire acondicionado, entre otras cosas.

Las energías renovables pueden agotarse

A pesar de que las energías renovables sean ilimitadas, lo cierto es que las fuentes de energía pueden agotarse o acabarse en cierto punto. Por ejemplo, el agua, esta es vital para todos los seres humanos, la consumimos diariamente y también es necesaria para hacer muchas cosas. La posibilidad de hacer la comida que se ingiere diariamente o mantenerse aseado es el uso más normal.

En caso de que exista alguna represa de agua para obtener energía hidráulica, energía eléctrica, factores como el clima y la sequía pueden disminuir su fuerza.

Ya que, si disminuye la fuerza vial de agua, la energía conseguida también será más débil. Eso obliga a las personas a racionar o disminuir el consumo de energía. Todo el proceso es mientras llueve o el río vuelve a su estado normal.

Las energías renovables son consideradas energías limpias, ya que para generar energía eléctrica y térmica. A través de ellas se realizan una serie de procesos y procedimientos industriales, pero nunca estos procesos desecharan o emanaran gases, tóxicos o cualquier tipo de contaminante para la atmósfera.

Cosa contraria que pasa con las energías no renovables que emiten gases nocivos, contaminantes. Todas esas contribuyen al afloramiento del efecto invernadero en el planeta. Como consecuencia, el calentamiento global aparece para hacer de las suyas.

Podemos obtener energía a través del sol, corrientes marinas, calor interno del planeta tierra, procesos naturales de las plantas y la fuerza del viento.

Todo esto es algo completamente natural, beneficioso para el ambiente y preservar el planeta. A pesar de se gaste mucho dinero en la maquinaria utilizada para captar dicha energía, sigue siendo un método más factible. Y, sobre todo, económico, todo lo contrario de las energías nucleares y no renovables.

dario