0

Todo sobre la planificación estratégica

La planificación estratégica consiste en el desarrollo de un conjunto de procesos sistemáticos que permiten conducir a una organización al logro de los objetivos. Es decir, que se trata de todos los planes necesarios para poder dirigir una empresa, sin esta organización previa es imposible que pueda avanzar correctamente y llegar al nivel propuesto.

planeacion-estrategica-2

Asimismo, esta planificación es necesaria en el ámbito social, educativo, político, militar, entre otros, pero es en el aspecto empresarial donde se ve con mayor relevancia, una compañía no puede alcanzar el progreso sin una dirección o conducción bien planificada. En este caso, son los directivos o presidentes de las empresas quienes tienen que llevar a cabo este proceso y es el primer paso dentro de su labor.

¿Cómo hacer la planificación estratégica?

En primer lugar, se deben fijar los objetivos, tanto los generales que son comunes a toda la organización, como los específicos que son los que llevan a estos. En este sentido, también permite establecer la visión de la empresa, es decir, lo que aspiran ser en el futuro, así como la misión, la cual representa las expectativas más cercanas y las que permitirán el logro de la visión.

Una vez establecidos los objetivos, el siguiente paso es diseñar las estrategias que permitirán lograrlos, todas las acciones a llevar a cabo por cada uno de los miembros de la empresa, para el fin común.

Dichas estrategias ocupan todas las áreas de la organización, tienen que ver con su economía y finanzas, el manejo de recursos al respecto, el capital humano, la utilización de equipos y tecnologías, el marketing, entre otros aspectos.
Incluso, esta planificación, debe marcar los pasos para las demás tareas que tiene el director de cualquier empresa.

Por ejemplo, la creación de los instrumentos para el seguimiento y la evaluación durante todo el desarrollo de las actividades y sus respectivos resultados.

¿Qué se debe tener en cuenta para la planificación estratégica? -vea más aquí-

A la hora de planificar, se debe considerar la identidad de la empresa, el conjunto de rasgos que la caracterizan, sus potencialidades, fortalezas, debilidades, las ocasiones positivas que pueda tener a su alrededor, cualquier inconveniente que requiera superar y los recursos con los que cuente.

También debe cumplir con ciertos requisitos, es preciso que sea flexible y que se pueda adaptar a cualquier cambio que surja durante su materialización, debe apuntar hacia el bienestar futuro y que al final se pueda medir su nivel de eficacia.

dario