0

¿Qué son los Brackets Invisibles?

Un tratamiento normal con brackets dentales suele durar unos 18 meses de media (a veces incluso más), y es un tiempo que a muchas personas se les puede hacer un poco largo desde el punto de vista de la estética, ya que no deja de ser un tratamiento que afecta a la imagen y a la sonrisa del paciente.

brackets invisibles

En este sentido han surgido en el mercado los últimos años los brackets invisibles, que son unos brackets fabricados con zafiro que a la vista y puestos en los dientes se ven transparentes y a simple vista sin fijarse expresamente en la dentadura parecen invisibles y pasan muy desapercibidos.

Sólo se ve el arco metálico (que es la línea de metal que une los brackets) y en ocasiones se coloca un arco metálico de color blanco que hace que la ortodoncia pase aún más inadvertida.

Los brackets invisibles se colocan igual que los metálicos tradicionales y sirven para tratar los mismos casos. La única diferencia entre ellos es la estética y el precio, que es algo más elevado que el de la ortodoncia de toda la vida, pero no excesivo en comparación con los brackets metálicos, por lo que es una opción muy a tener en cuanta si estás pensando en hacerte una ortodoncia pero quieres que no se note demasiado el aparato.

Otra de las grandes ventajas de los brackets invisibles es que son más resistentes que los metálicos, y no se tiñen por las comidas y bebidas ni se desgastan con el paso del tiempo, por lo que los brackets se mantienen prácticamente como el primer día durante todo el tratamiento.

Resumiendo: Si buscas una opción de ortodoncia que sea estética y a la vez no demasiado cara, posiblemente la mejor opción para ti sean los brackets invisibles. Si está dispuesto a pagar más dinero por una opción más disimulada aún y que prácticamente no se sepa ni que llevas ortodoncia, tienes otras opciones como la ortodoncia con alineadores o la ortodoncia lingual.

susan