0

Cartuchos para impresoras, todo lo que necesitas saber

A la hora de escoger nuestros cartuchos para impresoras es importante que tengamos en cuenta algunas aspectos, de lo contrario, podríamos estar invirtiendo más dinero del necesario y, quizás, restándole longevidad a nuestra impresora. En este artículo vamos a darte algunos consejillos para que puedas optimizar al máximo el rendimiento de tus cartuchos.

cartuchos de impresoras

¿Cartuchos para impresoras o cartucho de tóner?

Lo primero que tienes que tener muy claro es qué tipo de impresora tienes, si una láser o una de inyección. Las diferencias entre ambas son clave. Las impresoras de inyección, también llamadas Inkjet son impresoras cuyo método de impresión se asemeja bastante al de las  máquinas de escribir, es decir, imprimen la tinta en el papel mediante la presión ejercida sobre el mismo. Estas impresoras son las más fáciles de adquirir y de mantener pues sus costes son bastante bajos. Son la mejor opción para los usuarios particulares que planean imprimir un máximo de 10 hojas diarias, por poner un parámetro que pueda servir de ayuda para identificar el tipo de impresora que nos interesa tener. Si deseas imprimir de manera masiva está claro que las impresoras láser te van a reportar mayores beneficios.

Las impresoras láser llevan cartuchos tóner y su forma de funcionar es un tanto particular. Estas impresoras usan una técnica en la que el polvo del tóner se mezcla con un polímero y es quemado directamente sobre el papel. Lógicamente, este procedimiento es mucho más preciso que el que se da en la impresión mediante impresoras Inkjet. Aquí es el calor el que funde y plasma sobre el papel las partículas que dan lugar a los textos e imágenes. Por aportar más datos, un cartucho de tóner puede imprimir entre 2000 y 5000 hojas por cartucho mientras que el cartucho de tinta unas 300 páginas. Por esta razón, las impresoras láser son la mejor opción para las empresas que necesitan un volumen de impresión de documentos muy elevado.

Otros datos que necesitas conocer

Si ya tienes claro qué impresora tienes y qué tipo de cartucho necesitas, ahora es el momento de elegir la manera de usar y recargar esa tinta. Por un lado tienes la opción de comprar cartuchos para impresoras directamente al fabricante de la misma o también puedes comprar cartuchos compatibles. Los primeros son más caros que los segundos y puede que su calidad sea más alta. Los cartuchos compatibles son más baratos pero no por ello tienen menor calidad, todo depende de la marca que elijamos.

En cualquier caso, lo recomendable será que apuestes por la calidad, sea el proveedor que sea el que elijas. Si un cartucho compatible fabricado por una empresa externa al creador de tu impresora te ofrece la misma calidad y, además, es mucho más barato. ¡Estupendo! De eso se trata exactamente, de que accedas a lo mejor. Pero para poder hacerlo te recomendamos que escuches la opinión de otras personas pues te ayudará mucho a dar con el tipo de cartuchos y el proveedor adecuado para ti y para tu bolsillo.

m@343