0

¿Cómo navegar en internet de forma segura?

Rozamos 2018 y ya es una obviedad decir que Internet es accesible casi a nivel universal. Mientras mayor y más normalizado es su uso, más nos relajamos al navegar, y esto es un grave error.

En este artículo te comentamos una serie de tips para navegar en Internet de forma segura, bien sea desde tu ordenador, smartphone o desde cualquier dispositivo desde el que estés.

 

Consejos para navegar de forma segura online

El navegador más seguro

Todo empieza aquí. Instalar un navegador que no es seguro es como ir en moto sin casco por una autopista.

Según las pruebas de NSS Labs, Microsoft Edge es el navegador más seguro, bloqueando el 99,9% del malware. En el top 3 les siguen Google Chrome y Mozilla Firefox.

Es importante que, con los navegadores, al igual que con cualquier software, nos aseguremos de mantenerlo siempre al día con las actualizaciones y parches, ya que en muchos casos estos son creados para solventar algún problema de seguridad que tuviera la versión anterior.

De todas formas, actualmente es mucho más fácil mantener un navegador actualizado, ya que la mayoría de ellos se actualizan de manera automática.

Asegurarte de si navegas en sitios seguros o no

Saber si un sitio Web es fiable y seguro hoy en día es bastante fácil. Solo hay que ver en la barra de direcciones especifica si el sitio es HTTPS o HTTP y, por tanto, si es seguro o no.

Sobre todo cuando navegas en sitios que requieren que te registres, tus datos personales o especialmente información de pago. Por ejemplo, en los sites de apuestas deportivas en páginas como BettingTop10 es normal encontrar certificados de seguridad que te aseguran que la información viaja de forma segura.

En caso de no serlo, no necesariamente quiere decir que no es fiable, pero sí es importante no compartir información personal, ni de medios de pago o registrarte.

navegar https

navegar https

Revisa la configuración de seguridad

Los navegadores suelen tener por defecto una serie de consideraciones en relación a la seguridad. Esta puede ser o no la ideal dependiendo de tu navegación, la exposición que tenga tu ordenador a terceras personas, etc.

Por ejemplo, es recomendable deshabilitar opciones como el “autocompletar”. Sí, perderás unos segundos más volviendo a introducir tu email o nombre de usuario en algunos sites, pero sin duda es mejor que regalar esa información a cualquier intruso que utilice tu equipo.

Asimismo, es recomendable no dejar que el navegador memorice las contraseñas de acceso a herramientas como email o en general nada que pueda contener información confidencial.

Además, si no viene por defecto, es muy útil activar la opción de bloquear todos los pop-ups. Especialmente teniendo en cuenta que cada vez menos sites utilizan pop-ups para mostrar información relevante, te ahorras la molestia de recibir publicidad intrusiva o potencialmente peligrosa.

 

Ojo con bloquear las cookies

En muchos sitios Web se sugiere deshabilitar el uso de cookies. Esto ayuda a mantener tu privacidad, sí. Pero deshabilitar esta opción también te impedirá navegar con normalidad por una gran cantidad de sitios Web, ya que casi todos utilizan cookies anónimas (que no recolectan datos personales) para medir estadísticas de tráfico, comportamiento, entre otras cosas. Puedes hacer la prueba y ver si afecta el buen funcionamiento de los servicios que usas online, entre otras cosas, y si no es así, volver a habilitarlas.

 

Utiliza administradores de contraseñas

Como comentábamos anteriormente, es importante no usar las opciones de guardado de contraseñas que (cada vez menos, por suerte) suelen incorporar los navegadores.

Para ayudarte a recordar las contraseñas, es mejor utilizar un administrador de contraseñas. Algunos navegadores ya se han actualizado para que sus opciones de guardado sean seguras, pero igualmente puedes utilizar algunas herramientas como estas KeePass o LastPass.

 

Sé creativo con las contraseñas

Suena a una tontería u obviedad, y en muchos casos ya las propias plataformas te obligan a usar contraseñas con un nivel de complejidad alto.

Aun así, es muy útil que las contraseñas que uses sean diferentes en cada sitio Web, y que siempre tengan más de 10-12 caracteres y utilicen caracteres especiales, mayúsculas, minúsculas, etc. Y, sobre todo, que no tengan información personal.

 

Verifica si tus datos personales han sido vulnerados

Si consultas el site Have I Been Pwned, puedes saber si algún servicio Web ha sido víctima de un ataque que haya permitido que se vulneren los datos de tus usuarios. En caso de ser así, podrías valorar la posibilidad de darte de baja de ese site que a lo mejor no es demasiado seguro.