0

La Cédula De Habitabilidad – Un Documento Básico Si Quieres Alquilar o Vender Tu Vivienda

Es un documento imprescindible si tenemos que comprar o alquilar una vivienda.

La cédula de habitabilidad es un documento que garantiza que la vivienda es apta para vivir en ella.

Es indispensable tener la cedula de habitabilidad para poder disponer de los suministros básicos, agua, gas, electricidad, telecomunicaciones…

La cédula de habitabilidad es el documento que certifica que la vivienda reúne las condiciones necesarias para vivir en ella, debe de ser tramitada por un arquitecto o un arquitecto técnico competente. Con ella podremos contratar los suministros básicos (agua, gas, electricidad, telecos).

Los requisitos que debe de cumplir la cedula de habitabilidad varían en función de la comunidad autónoma. Generalmente, se exigen superficies útiles mínimas para cada estancia y equipadas con agua, electricidad, cocina, sanitarios…

Se deberá de presentar la cédula de habitabilidad en vigencia  para cualquier operación que se realice con la vivienda, si se quiere vender la vivienda, si se opta para alquilar-la, si queremos darnos de alta de los suministros básicos (agua, gas, electricidad, telecos)…                                                  Si tenemos la cédula de habitabilidad caducada se deberá de renovar, el coste de la cédula y el trámite varía en función del municipio, pero generalmente ronda entre los 60-140€, el propietario de la vivienda es quien lo deberá de pagar.

La cédula de habitabilidad se divide en función de la antigüedad del edificio:

De 1r ocupación: Viviendas de nueva construcción, debe de tener la licencia de primera ocupación que es otorgada por el ayuntamiento al promotor de la obra.  Esta licencia hace también de cedula de habitabilidad.

De 1r ocupación de rehabilitación: Son para las viviendas que han pasado por un proceso de rehabilitación (ampliaciones, redistribución de espacios…)

De 2ª ocupación: Son para las viviendas que ya han sido habitadas.

La vigencia de la cédula de habitabilidad suele ser de 15 años para las viviendas de rehabilitación y de 2ª ocupación. Puede variar en función de la fecha que fueron otorgadas:

Antes de 2004 tienen una vigencia de 10 años.

Entre 2004 y 2012 tienen una vigencia de 15 años.

Las de 1ª ocupación otorgadas a partir del 2013 tienen una vigencia de 25 años.

Si la cédula está caducada se deberá de tramitar una de nueva, el técnico competente deberá realizar la inspección visual a la vivienda para verificar que cumple con los requisitos. El certificado emitido deberá de ser visado por el Colegio de Arquitecto y ser presentado al ayuntamiento, quien concederá la cédula de habitabilidad, este proceso puede tardar entre uno y tres meses.

En general está permitido presentar el certificado del técnico y la instancia sellada de la solicitud de la cedula habitabilidad Girona para poder realizar la venta o el alquiler de la vivienda.

seogirona