0

Una forma de comprar en el siglo XXI

tiendaVivimos en una parte predilecta del mundo, definida por respeto, tolerancia y libertad.  Y estos calificados son válidos en todos los aspectos incluso el comportamiento de comprar.
Ya pasaron los tiempos de simplemente presentarse en la tienda de ultramarinos del lugar, coger el objeto requerido, pagar en caja y marcharse. Hoy en día hay un sinfín de maneras de comprar e igualmente de pagar. Y no solo en tiempos de crisis el tema de ahorro ocupa los primeros puestos en la lista de prioridades antes de iniciar cualquier cuestión.
Por un lado por parte de los empresarios se ha hecho muy popular la gestión de crear cada tipo de tarjetas o cartillas para reunir sellos con el fin de conceder algún regalo una vez cumplimentada la cartilla o haber llegado a cierto importe acumulando compras. A la vez esto sirve de instrumento de fidelización de clientes.
Los consumidores por el otro lado no descansan en su búsqueda de oportunidades en forma de acciones especiales o aprovechando descuentos. En relación a esto se sabe que en el momento de facturación de un importe importante resulta más probable recibir concedido un descuento especial. Lo que aun muchas personas no tienen tan claro es que juntándose varias personas en el momento de comprar, este conjunto gracias al importe facturado también puede conseguir condiciones especiales. Y es este el punto en que se basa el concepto de la empresa Lyoness, que ya tiene mundialmente 3.600.000 de afiliados. Con esto es una de las comunidades de compra más grandes del mundo, lo que significa que gracias a su potencial para estos clientes las mercancías son más baratas por el descuento de hasta el 2 % admitido. Para las empresas colaboradoras tampoco significa pérdida ninguna pues aunque venden sus mercancías más baratas, al final registran un volumen de ventas más grande debido a las ventas elevadas más el ahorro en publicidad.
Nadie está obligado a participar en esta comunidad de compras con la libre decisión de aceptarlo o no. Pero considerando la rapidez del crecimiento de la comunidad de compra desemboca en la conclusión que efectivamente los precios al final serán más caros para los no afiliados.
Aprovechando los nuevos medios como le televisión en el internet y las redes sociales, prácticamente no existe impedimento para frenar el crecimiento de este modelo de negocios, que beneficia al mismo tiempo a los consumidores afiliados como a los empresarios asociados – y por conclusión inversa encarece los productos para todo que se abstengan.

Marijimep